fbpx

Primeros cuidados de los árboles micorrizados durante el verano

El verano es un momento clave para el correcto establecimiento y desarrollo del castaño recientemente plantado, debemos recordar que en esta época es fundamental el riego, sobre todo en plantaciones jóvenes, pues presentan las raíces todavía poco desarrolladas, y necesitarán aportes de 20 a 30 litros de agua semanales por árbol, repartidos de forma periódica. Sin embargo, debemos estar atentos ya en primavera, pues si esta es seca debemos empezar a regar ya en abril o mayo pues es la época de mayor demanda de agua del castaño. Dependiendo del año y de las condiciones de la zona si la primavera es suficientemente lluviosa podemos comenzar a regar a partir de junio, de forma regular y hasta la llegada del otoño.

Riego por goteo en plantación de castaños / Hifas da Terra ©

En árboles adultos también es recomendable regar pero con el objetivo de obtener una buena cosecha pues el árbol adulto no debería necesitar aportes de agua para su supervivencia. Por lo tanto estos riegos de realizarían en las épocas de mayor desarrollo de los erizos que variará según las variedades y las zonas. De este modo se pueden comenzar a aplicar riegos desde el mes de junio. Pero también puede resultar interesante aplicar algún riego en días secos de agosto, septiembre y octubre, puesto que es la época de mayor crecimiento de la castaña (varía según variedades y zonas), que engordará más y conseguiremos una mayor producción.

Sistema de riego en árboles adultos
Sistema de riego en árboles adultos / Hifas da Terra ©

Además de un riego adecuado no debemos descuidar otros factores que influyen en el crecimiento y salud de nuestros castaños como la insolación; los castaños jóvenes son muy sensibles a las altas temperaturas puesto que no tienen la corteza todavía bien formada, pudiendo aparecer en la base del tronco quemaduras en forma de cuña invertida, que provocan una necrosis de los tejidos e impiden el paso de savia, lo cual debilita a la planta y favorece la entrada de diferentes enfermedades, incluyendo el temido chancro. Si ha adquirido sus castaños en Hifas da Terra debe cubrir el tronco con el protector que le enviamos, el cual sombreará estas zonas de la corteza, además de ofrecer protección contra posibles ataques de animales. En caso de no disponer de protectores, puede colocar ramas o hierbas alrededor del tallo para tal fin, siempre procurando que la planta quede bien aireada.

riego_c
Protectores de 55 y 110 cm / Hifas da Terra ©

En zonas de fuerte insolación y cuando el terreno está desprovisto de vegetación las temperaturas que alcanza el suelo pueden llegar a quemar el cuello de la raíz, por lo que se recomienda en estas zonas proteger el suelo del con un mulching alrededor de los árboles.

Otro factor muy importante a tener en cuenta durante esta época del año es el control de la competencia herbácea, ya que este tipo de vegetación compite por el agua y los nutrientes con el castaño, en especial los primeros años de la plantación. La eliminación de las hierbas puede hacerse de forma mecanizada con desbrozadora manual, teniendo especial cuidado en no dañar los tallos de las plantas y no provocar heridas por las que se produzcan infecciones (si detectamos alguna herida aplicaremos en esta una pasta cicatrizante con fungicida), con herramientas manuales o con herbicidas.

Para evitar el crecimiento de estas malas hierbas, en los primeros años podemos colocar malla anti-hierba en un radio aproximado de 2 metros alrededor del árbol o bien incorporar un acolchado de paja, cartón, corteza, etc. en este último caso además de evitar el crecimiento de la hierba, estaremos incorporando materia orgánica y reduciendo la evaporación del agua acumulada en el suelo.

Ejemplo de castaño con exceso de competencia herbácea. Plantación sin competencia herbácea.
Ejemplo de castaño con exceso de competencia herbácea / Plantación sin competencia herbácea/ Hifas da Terra ©

Se pueden llevar a cabo también en esta época algunas labores destinadas a la correcta formación de los árboles jóvenes, como la eliminación de los chupones que salgan en la zona de la base del tronco, ramas secas o despuntes de ramas para buscar una única guía.

También podremos entutorar aquellos árboles que no se mantengan bien erguidos. Es importante una adecuada colocación del tutor evitando roces con la planta que puedan provocar la aparición de heridas.

Un comentario de “Primeros cuidados de los árboles micorrizados durante el verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *