fbpx

Marcos de plantación

Existen tres tipos de modelos de plantación,según el aprovechamiento del terreno y las necesidades de mantenimiento futuras. Cabe destacar que no existe un marco de plantación perfecto,el número de plantas por hectárea va a depender en gran medida de la calidad del terreno, de la zona climática y del vigor de las variedades empleadas. Son los siguientes:

 

Marcos de plantación

EL MÉTODO HIFAS (Método intermedio)

Esta técnica de plantación tiene como objetivo conseguir soutos con ejemplares centenarios y monumentales, mediante la apertura paulatina de los marcos, para intentar aprovechar en todo momento la máxima productividad de castañas, Boletus Edulis y maderas de diferentes calidades que nos puede ofrecer el castaño.

Lo que propone este método es no basarse en un sistema de plantación cerrado sino comenzar con un marco de 6×5 metros e ir ampliando progresivamente en función de las necesidades de los castaños.

Plantación a marco amplio definitivo, pueden apreciarse los espacios que quedan sin ocupar durante esta fase de crecimiento
Plantación a marco amplio definitivo, pueden apreciarse los espacios que quedan sin ocupar durante esta fase de crecimiento

En los dos primeros años tendríamos este esquema de plantación, donde los castaños amarillos son los que talaremos a los 15 años. Los castaños naranjas son los que talaremos a los 30 o 40 años y por último los castaños verdes simbolizan los árboles que quedarán de forma definitiva en la plantación.

Estas edades de corta son aproximadas ya que dependen del estado de desarrollo de los árboles y de la competencia que ejerzan entre ellos.

2.

En esta imagen se ve el crecimiento de los árboles a los 15 años aproximadamente. En esta fase se talan los castaños amarillos ya que su crecimiento impide el crecimiento del resto y la productividad de castaña y Boletus se ve afectada.

La madera de esos castaños se podría utilizar para realizar una inoculación de Shiitake con pellets, ya que tienen el diámetro perfecto y así darle una segunda vida.

3.

Habiendo eliminado los árboles amarillos, nos quedan solo los verdes y los naranjas.

Los castaños verdes como se puede ver no se han podado en altura, se han mantenido a copa ancha para que den el máximo fruto posible; mientras que los naranjas se han mantenido con un fuste muy recto porque aunque su vocación sea dar fruto y Boletus, en el futuro cuando sea tiempo de talarlos tendremos una madera de castaño excelente y de alto valor.

4.

El siguiente paso sería realizar otra entresaca, talando en diagonal(para no dañar los árboles cercanos) de los castaños naranjas tachados con una X.

5.

Este sería el aspecto que tendría la plantación después de esta segunda tala, como podemos ver los árboles verdes seguirán dominando el souto ya que tienen unas copas muy anchas.

6.

En esta fase nos quedamos con un marco de 20×12 metros y aproximadamente unos 42 árboles con una productividad inmensa, además de con un souto muy importante a nivel paisajístico y medio ambiental.

7.

Los árboles naranjas que habíamos talado previamente se puede dejar que rebroten para que sigan dando fruto y madera.

8.

Una vez más, dependiendo de la plantación, a los 50 o 100 años tendremos de nuevo castaños naranjas y tendremos unos 20 castaños monumentales por hectárea con una separación de 24 metros.

9.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *