La micorrización en primavera

Como bien es sabido, el otoño es la estación micológica por excelencia, no obstante si se dan las condiciones adecuadas de humedad y temperatura es posible encontrar cierta diversidad de setas a lo largo de todo el año, incluso algunas especies salen en abundancia durante la primavera, como las colmenillas (Morchella sp.), el marzuelo (Hygrophorus marzuolus), la seta de San Jorge (Calocybe Gambosa), las senderuelas (Marasmius oreades) o diferentes especies del género Russula y Boletus, en este último caso podemos dar buena fe de ello, ya que en el souto micorrizado de Hifas Foresta, ubicado en nuestras instalaciones de Bora, siempre es posible recolectar Boletus edulis en esta época, por lo general unos 15 días después de lluvias abundantes y con temperaturas suaves.
Además, junto con el otoño, la primavera es una estación muy adecuada para la inoculación de nuestros árboles con hongos micorrícicos (formadores de micorrizas).

Ejemplar de Boletus edulis en Hifas Foresta

El Boletus edulis es uno de estos hongos formadores de micorrizas, estructuras mediante las cuales se une a las raíces de ciertos árboles para el intercambio de sustancias, principalmente la planta proporciona al hongo los azúcares que necesita para su desarrollo y el hongo le corresponde con sales minerales y agua, además de protegerlo contra posibles patógenos.

Es posible “forzar” esta asociación micorrícica mediante la inoculación de las raíces, proceso que hemos llevado a cabo en nuestro souto, y gracias al cual obtenemos grandes producciones de setas en una superficie relativamente pequeña.

A continuación os explicamos como llevar a cabo este proceso de micorrización en nuestros árboles.
Primeramente debemos elegir la especie de hongo que queremos inocular, en Hifas Foresta disponemos de inóculo de Boletus edulis, ideal para micorrizar castaños y otras frondosas, Tuber melanosporum para encinas y avellanos o Lactarius deliciosus para pinos y abetos.

Si disponemos de una joven plantación ya asentada podremos proceder de dos formas:

1. Plantar en los bordes planta micorrizada, la cual se puede adquirir en nuestro vivero, y que actuará “contagiando” con su micorriza a las raíces de las otras plantas.
2. Micorrizar artificialmente la planta existente con inóculos de Hifas da Terra. Este segundo sistema de inoculación nos permitirá acelerar el proceso y obtener cosechas regulares, dándoles a las plantas una mayor calidad de vida en ese medio, con un mejor crecimiento y un estado más sano. Esta micorrización artificial acelera y unifica un proceso que puede darse naturalmente pero que nunca llega a las producciones de una plantación micorrizada, por lo que su rendimiento económico es muy interesante, alcanzando fácilmente los 1.000 € / ha / año y una satisfacción personal si uno quiere disfrutar de este producto.

¿Cómo se micorriza?

El proceso de micorrización es sencillo, lo que se busca es colocar el inóculo en contacto con las raíces absorbentes, situadas en los ápices del sistema radical que suelen estar en la proyección exterior de la copa del árbol. Para ello procederemos a descubrir estas raíces ligeramente y a colocar una pequeña cantidad del inóculo en su contacto; inmediatamente procederemos a taparlas con un poco de sustrato micorrícico para evitar durante los primeros estadios el contacto con posibles microorganismos que puedan colonizar el inóculo instalado. Repetir esta operación al menos en cuatro puntos equidistantes de la proyección de la copa, y si el tiempo está seco regar la zona trabajada para asentar el suelo y dar unas buenas condiciones al hongo y a la raicilla, pero sin encharcar. Como ya hemos comentado, esta operación debe realizarse en los meses de primavera u otoño, cuando la superficie foliar está activa. La aparición de las setas dependerá de las condiciones ambientales, variando entre seis meses y dos años.

Detalle de los cuatro puntos de micorrización. Inoculación del gel micorrícico en las raíces absorbentes y aplicación del sustrato de micorrización.

 

20 % de descuento en todos los inóculos y sustratos micorrícicos

 

2 comentarios de “La micorrización en primavera

    • Juan Romero dice:

      Hola Adrián,

      Desde hace un par de años ya no tenemos a la venta micelios para autocultivo,actualmente únicamente trabajamos con troncos productores de setas o micopellets para inoculación de madera…

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies