fbpx

Castaños micorrizados, qué son y cómo funcionan por el Dr. Fernández de Ana Magán

Queremos construir un lugar de interés para todos aquellos amantes de las setas, tanto por su aplicación en campo, a nivel medicinal o como conocimiento general, por ello nos estamos esforzando para lograr que grandes profesionales escriban en exclusiva para nosotros y en definitiva para vosotros un artí­culo semanal sobre su tema de trabajo. En este caso se trata del Dr. F de Ana Magán, nuestro director del Dpto. de I+D+ i, una eminencia en investigación nacional que dedicó su vida a la investigación en temas de micorrizas y patologí­a forestal. En marzo del 2008 abandonó la Xunta de Galicia donde dirigí­a el Dpto. de Fitopatologí­a y Micorrizas del Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán para incorporarse a nuestra plantilla, creando el Dpto. de I+D+i y la puesta a punto de los nuevos laboratorios con maquinaria de última generación.

 

Castaños micorrizados.

En estos meses de invierno se están levantando en los viveros de Hifas da Terra los castaños micorrizados para prepararlos para su plantación en monte.  Estos castaños se caracterizan por presentar en sus raí­ces nutridoras unas formaciones filamentosas y coloreadas que las recubren parcialmente y que corresponden con una asociación simbiótica formada entre uno o varios hongos y la propia raí­z de la planta dando lugar a un nuevo órgano que es la micorriza.

 

Esta simbiosis del hongo con la raí­z se da en muchos casos de forma natural pero también podemos conseguir este fenómeno artificialmente, inoculando el hongo deseado en el sistema radical, lo que denominamos micorrización.

 

La micorrización, como proceso fisiológico, es un trabajo en equipo que tiene por finalidad la ayuda que se prestan  mutuamente estos dos seres vivos, la planta y el hongo, en un medio que es el suelo.

 

En este intercambio de ayuda, la planta recibe del hongo diversas sustancias nutritivas que este facilita a la misma por ser capaz de alcanzar con sus hifas lugares del suelo donde existen reservas de agua o de elementos minerales que la raí­z no alcanza a captar por sí sola; el hongo, al mismo tiempo que ayuda a alimentar la planta, protege a la raí­z del ataque de otros agentes patógenos mediante la emisión de sustancias antibióticas que paralizan a otros hongos, a bacterias o mismo a ciertos insectos a los que también dificultan la entrada con su protección fí­sica mediante el manto de micelio creado en el entorno de la misma a modo de un delicado guante; esta simbiosis permite a la planta vivir en lugares con problemas de toxicidad en los suelos, escasez o exceso de agua o donde los elementos minerales son poco abundantes o no asimilables para satisfacer sus necesidades.

En este trabajo en equipo el hongo recibe de la planta su alimento en forma de hidratos de carbono (azúcares); estas sustancias son elaboradas por la planta en sus hojas mediante la función clorofí­lica y llegan a la raí­z, donde está el hongo, para su nutrición y desarrollo.

La delicadeza de estas micorrizas exigen que el transporte de la planta micorrizada deba ser muy cuidadoso protegiendo las raí­ces del sol y de la desecación.

Una vez bien plantados estos castaños micorrizados en su lugar definitivo, con un suelo profundo, rico en materia orgánica y fresco, esta planta tendrá un crecimiento muy rápido, dará buenas producciones de madera, castañas y a los pocos años disfrutaremos de unas setas comestibles en cantidades muy interesantes que nos aportarán un importante recurso de alta calidad y totalmente ecológico.

3 comentarios de “Castaños micorrizados, qué son y cómo funcionan por el Dr. Fernández de Ana Magán

  1. Manuel Cao dice:

    Tengo casi una hectárea de terreno (prado), y estoy sopesando la idea de plantar castaños tipo «Maruxa», pero tengo la duda si plantarlos micorrizados.
    Mi pregunta es: ¿Es más complejo el mantenimiento, compensa a nivel de producción, qué diferencia de precio hay en plantas injertadas sobre 2 metros de altura?
    Gracias y saludos.

    • Xesús Foresta dice:

      Hola Manuel:

      El mantenimiento de la planta micorrizado en el caso del castaño es el mismo que en planta sin micorrizar (laboreos, plantación, riegos, fertilizaciones, podas…). La obtención de Boletus edulis puede llegar a 200 kg por hectárea, por lo que es un complemento muy interesante a la comercialización de la castaña.

      EL Soutovello (Maruxa o 90044) es un clon híbrido directo, lo cual quiere decir que no requiere injerto. Nuestros castaños injertados son de variedades tradicionales sobre portainjertos híbridos resistentes a la tinta y micorrizados.

      No dudes en escribirnos sin compromiso para cualquier duda acerca de nuestros productos.

      Gracias por tu interés, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *